12 Jul 2009 | BoletinesCampañasjuan manuel

Juan Manuel Martínez, Rehén del Estado Mexicano

  • Se le dicta nuevo auto de formal prisión por parte de autoridades estatales.
  • Cuatro veces se ha repetido el procedimiento.
  • Se desecha el amparo concedido por las autoridades federales el diciembre de 2008.

Juan Manuel Martínez Moreno fue detenido arbitrariamente el 16 de octubre del 2008, acusado como autor material del homicidio del periodista Roland Brad Will, ocurrido el 27 de octubre de 2006. Es importante mencionar que desde el inicio este proceso ha sido violatorio y carente de pruebas que demuestren la culpabilidad de Juan Manuel Martínez, y pese a todo se le dictó el AUTO DE FORMAL PRISION el 22 de octubre por el delito de homicidio calificado.

El 29 de octubre del 2008 a través de su defensa acudió ante la justicia federal para presentar una demanda de amparo reclamando el auto de formal prisión emitido por el Juez Cuarto Penal del Distrito Judicial del Centro, con residencia en Oaxaca, debido a que no existieron ni existen elementos de prueba que acrediten la probable responsabilidad. Dicho juicio de amparo fue radicado con el número 1311/2008 por el Juzgado 5 de Distrito.

En el expediente penal los únicos medios probatorios son dos testimonios que en ningún momento señalan directamente a Juan Manuel, es decir, los testigos nunca vieron a Juan en el lugar de los hechos, lo cual demuestra la falta de precisión y por lo tanto le resta todo valor probatorio al testimonio. Asimismo debemos señalar que dentro de la averiguación previa integrada por la PGR se cuenta con alrededor de 70 testimonios sin que en ellos se señala tampoco a Juan Manuel Martínez Moreno. Por ello, no existen elementos para sustentar la acusación. Todo esto nos permite analizar la estrategia política de las instancias por acusar arbitrariamente a un inocente.

Otros elementos que nos confirman lo anterior son los dictámenes periciales, que carecieron del rigor metodológico, por ejemplo: Los peritos nunca ratificaron los dictámenes realizados por ellos mismos (condición legal ineludible para darle valor pleno al dictamen). Otra irregularidad fue que las personas que llevaron al periodista no fueron interrogadas en el momento sino varios días después. Además el lugar donde sucedió el asesinato nunca contó con la Cadena de Custodia para proteger cualquier evidencia que permitiera aportar indicios sobre la muerte del periodista. Todo esto nos permite analizar la violación al debido proceso ya que estuvo y está impregnado de irregularidades. Por lo que deducimos que existe una estrategia política de alto nivel y donde están involucradas todas las instancias encargadas de administrar justicia para acusar arbitrariamente a un inocente.

Ante este panorama denunciamos que el Juez Cuarto de lo Penal del Distrito Judicial del Centro, en Oaxaca, Luis Salvador Cordero Colmenares, haya concedido fuerza probatoria a 2 testimonios, y ese mismo juzgador haya desechado con la misma arbitrariedad la opinión de un grupo de peritos independientes del Programa Internacional Forense de Médicos por los Derechos Humanos, instancia reconocida a nivel internacional, que señaló claramente las inconsistencias dentro de la indagatoria. En este mismo sentido, el juez de la causa también llegó a desestimar lo establecido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos en su recomendación 050/2008, donde determinó que los disparos que impactaron el cuerpo de Roland Brad Will se realizaron a 32 metros de distancia y no a 2 metros como sostiene la PGR.

El 15 de diciembre de 2008 se desahogó una audiencia constitucional dentro del juicio de amparo de Juan Manuel Martínez Moreno y se le otorgó un amparo, para que el Juez sustente sus pruebas. Por lo que la defensa  recurrió  al recurso  de  revisión (expediente 78/2009). Posteriormente el Magistrado Alejandro Sergio González Bernabé confirmó y amparó para efectos de revisión, regresando el caso nuevamente al Juez 4to de lo Penal y éste dictó el 2do Auto de Formal Prisión. Y el expediente volvió a la instancia federal, la cual a su vez, regresó el expediente por que no se acreditó la probable responsabilidad, con ello estamos señalando que el procedimiento se ha repetido durante 4 veces, sin que haya prontitud para resolver el caso.

En este momento, como no se demuestra la probable culpabilidad de Juan Manuel, el expediente está en manos de la Juez 5to de Distrito, Rosa Iliana Noriega Pérez. Este excesivo ir y venir de las resoluciones sólo dilatan la justicia porque Juan Manuel Martínez Moreno es INOCENTE y a toda costa se le quiere hallar culpable después de que hasta el día de hoy se encuentra privado de su libertad desde hace 9 meses.


    (365)   Delicious   Digg   Meneame   Fresqui

Escribe tu comentario